¡Mil Gracias!

agosto 16, 2011

SMILE

Y si alguna vez te tropiezas con alguien que no sabe dar una sonrisa, sé generoso, dale la tuya, porque nadie tiene tanta necesidad de una sonrisa como el que no se la puede dar a los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario