¡Mil Gracias!

septiembre 06, 2011

En el borde de una herida que no duer m e, a la orilla de la sombra del dolor empiezo a calmar mis pies con las gotas de tu risa, va a ser tan enorme el viaje y mi norte sera el sur. Se desperezan las tormentas por venir, oscureciendo tantos sueños que nos quedan por cumplir. Y voy a caminar sin luna, voy a ser la huellas que nunca pise, yo voy a inventarte, yo voy a buscarte. Voy a desfilar mis huesos hasta el ultimo centavo de mi piel, yo voy a sangrarte, yo voy a buscarte. Trepa el viento despeinando los recuerdos, quema el suelo hasta que se entierra el sol, empieza a crecer mi sed y en la noche y su desvelo, acaricio tu mirada cerca de la cruz del sur. Y ya bostezan las batallas por venir, y afilo el hacha del destino que nos queda p or vivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario