¡Mil Gracias!

septiembre 01, 2011

Pero me duele no gritar tu nombre en toda libertad, bajo sospecha hay que callaR. Y te sueño piel con piel ahogado en besos y tus risas amor, y me hundo en el calor que hay en tus mundos en tu mar. Llorando en silencio, temblando TU ausencia, rogandole al cielo y finjiendo estar muy bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario