¡Mil Gracias!

octubre 03, 2011


Que nadie calle tu verdad
que nadie te ahogue el corazon
que nadie te haga mas llorar
hundiendote en silencio,
que nadie te obligue a morir
cortando tu alas al volar,
que vuelvan tus ganas de vivir

En el tunel del espanto
todo se hace largo,
cuando se iluminara
amarrado a su destino
va sin ser testigo
de tu lento caminar

Tienen hambre sus latidos
pero son sumisos
y suenan a su compas
la alegria traicionera
le cierra la puerta
o se sienta en su sofa
y tu dignidad se a quedado esperando a que vuelva.


No hay comentarios:

Publicar un comentario