¡Mil Gracias!

diciembre 19, 2011

Una cree que si aparenta estar bien, luego, se pondrá bien realmente. Otras veces una ya no puede hacerse la boluda: el tiempo ha pasado y no mucho ha cambiado. La certeza de no haberlo superado es una puñalada en el orgullo más que en el corazón. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario