¡Mil Gracias!

marzo 11, 2012

Soñar de vez  en cuando, gratifica el alma. Pero cuando te rompen esos sueños, es cuando la caída libre se torna algo rutinario..



No hay comentarios:

Publicar un comentario