¡Mil Gracias!

noviembre 27, 2012

You are perfect to me




Y en el trabalenguas de mi soledad soy ambidiestra para todo, menos para olvidar. Y vos decis que el miedo no deja pensar, pero la suerte nunca juega limpio si no le guiñás un ojo… Masticando sueños voy para atrás como el cangrejo, ¿cómo se entierran amores que no paran de respirar?
Borracha y enferma voy gambeteando los espejos para no verte dormido en cada rincón de esta canción. Salgo a trasnochear recuerdos entre amigos y botellas que cuando se apagan duelen más que un bisturí. Y así están las cosas, viejo: mucha cancha embarrada, demasiadas flores para tan poco jardín…
Y desahogando las cenizas de este amor, soborno a mi lengua para no nombrarte más. Y no me jures “yo te quise de verdad” 

No hay comentarios:

Publicar un comentario