¡Mil Gracias!

diciembre 17, 2011

intentar superar

Para que sea menos doloroso, me anestesié el corazón con mentiras. Para seguir viviendo, traté de olvidar que tú también me olvidabas. Para no tenerle miedo a la soledad, imaginé que todavía estabas. Para poder seguir, respeté mis decisiones y con dolor, acepté el final que yo misma decidí.



No hay comentarios:

Publicar un comentario