¡Mil Gracias!

enero 11, 2012

Poder llegar a ser y realizar lo que deseamos.

Me voy a enamorar de un desconocido, voy a conducir un descapotable, seré la amante de un fotógrafo, estudiaré de noche en una biblioteca y bailaré hasta el amanecer por la calle, y viajaré mucho, y tendré muchos recuerdos felices y también tristes, tocaré el piano y compondré una canción para alguien especial, escribiré mil relatos para leerlos bajito en aquellas noches solitarias, me propondré a sonreír todos los días, porque hay muchos motivos por el cual sonreír, pero también los hay para llorar. Me enamoraré de un guitarrista, para que pueda componerme canciones en aquellas tardes enredados en las sábanas con el sol iluminando nuestros rostros. No me ataré A NADA, porque cuando la vida tira para abajo, no podrás llevarte nada contigo. Brillaré como el mismo sol y deslumbraré a una cuidad entera, miraré las estrellas todas las noches y dibujaré sonrisas en la espuma del mar… Uno escribe su propia historia, y por lo tanto también elige el final que desea darle. Yo nunca quise ser como esas personas que llevan el corazón en un maletín, pero me dejé estar mucho tiempo. Es extraño, pero ese tiempo pasa muy rápido y, cuando te das cuenta ya es demasiado tarde. Yo soy la prueba irrefutable. Me doy cuenta de que me quedan muchas cosas por hacer y experimentar. Y al final, lo único que soy capaz de recordar es que la vida es demasiado corta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario